Este es el formato compacto de la oferta de experiencia diferenciada y con mayor cantidad de puntos de atención en Bogota que tiene Andrés Jaramillo y sus restaurantes.

Su menú ofrece desde entradas clásicas colombianas como son las empanadas hasta un encocado de mariscos.

Para los niños hay una oferta de platos específicos como pincho o minihamburguesa. Para un niño pequeño funciona muy bien el ajiaquito.

El lugar es normalmente llamativo para un bebé o un niño por su decoración y colores impactantes pero no hay una oferta de entretención específica dirigida a ellos.

Es un lugar ruidoso, normalmente esta ubicado en centros comerciales, por lo cual los servicios fe baño o cambiados dependen del Centro comercial en donde está el punto. Al ser un formato pequeño, no se facilita la movilización de un coche de bebé dentro del local. El lugar cuenta con al menos una silla alta para niños.

Los precios tienden a ser percibidos como altos, pero los de los platos para niños son relativamente aceptables (entre $10.000 Y $17.000).

La atención es cuidadosa para cumplir con el servicio pero no es diferenciada para los niños.